Enfoque Gestalt

Uno de los planteamientos básicos del enfoque Gestalt, es que el individuo está en constante adaptación con su ambiente para lograr la homeóstasis, es decir, para alcanzar un estado de equilibrio personal, que es distinto en cada quién.

Al buscar la homeóstasis, la persona dirige su atención hacia aquello que contribuya a la satisfacción de sus necesidades, dando mayor importancia e interés a algunos elementos del entorno y de sí mismo. De manera que, si está esperando a un amigo para comer juntos, su atención puede dirigirse a buscar un restaurante agradable, o encontrar entre la gente a su amigo, aunque también podría estar pensando en los pendientes de su trabajo o en buscar un nuevo departamento, lo cual alejaría su atención en la situación principal, generando cambios en su cuerpo y en sus pensamientos, afectando, en consecuencia, la experiencia de la reunión con su amigo.

CALIDADVIDA.png

“El trabajo desde la Gestalt se enfoca en lograr que la persona se dé cuenta de sí mismo y que aprenda a identificar las necesidades de su momento presente, las cuales se modifican según el lugar y situación en que se encuentre” Fritz Perls.

El principal objetivo es que la persona pueda descubrir cómo influir en los problemas, pues se vuelve capaz de sentir y reconocer lo que necesita, para sí mismo o para los demás, y así solucionar de manera efectiva los problemas. El proceso se basa en la toma de conciencia de la experiencia inmediata, que se logra al continuar la frase “ahora me doy cuenta…”, pues la persona dirige su atención a la experiencia corporal, los cambios que experimenta en gestos, respiración, emociones, voz, expresión facial, las tensiones que aparecen en el cuerpo.

Yolístico Psicología del Desempeño

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.